Arriba

¿Existe un tratamiento para la pérdida de olfato por Covid-19?

¿Has pasado la covid
y no has recuperado el olfato?

En la Unidad de Otorrinolaringología de la Clínica Alxen te podemos ayudar.

Pérdida de olfato por covid 19- Clínica Alxen cuidamos de tu salud

¿Qué es la Anosmia?

Desde mediados de marzo, los médicos (especialmente los Otorrinolaringólogos) hemos observado que una gran parte de los infectados por coronavirus mostraba una pérdida súbita y total del olfato («anosmia» en el idioma médico) o una pérdida parcial (hiposmia).

Fuentes científicas consideran que la anosmia es el factor más esclarecedor para averiguar si un paciente está afectado de Covid-19, con más certeza que cualquier otro síntoma (incluso la fiebre), como demuestran los resultados del estudio de seroprevalencia en España que reflejaron que el 43% de las personas que habían declarado experimentar pérdida de olfato dieron positivo en la prueba de covid.

Los pacientes además de perder el olfato sufren en un 24% de casos perdida del gusto y ven como la comida no les sabe nada o solo detectan ciertos sabores o sensaciones débilmente. Hay personas que solo notan el sabor amargo, el salado y/o el picante con ausencia del resto de sabores con lo que disminuye el apetito y contribuye a la pérdida de peso de la persona. La pérdida de olfato afecta más a las mujeres que a los hombres y supone una pérdida de bienestar y de calidad de vida.

Otras causas de la anosmia

Conveniente recordar que la anosmia no es un síntoma específico de la COVID-19. Ocurre también por otras causas como son sinusitis, alergias, traumatismos craneoencefálicos y otras infecciones virales respiratorias como gripes y resfriados (en los que también hay otros coronavirus implicados). La peculiaridad de la infección por coronavirus radica en que la perdida de olfato en la covid aparece con una alta frecuencia, de forma temprana y a veces sin que se muestre ningún otro síntoma. Hay numerosos casos de pacientes cuyo primer y único síntoma de COVID-19 durante todo el proceso ha sido la alteración del olfato.

Pérdida de olfato,
por coronavirus.

A diferencia de otros virus, la pérdida de olfato provocada por el coronavirus no se debe a la aparición de mucosidad en las fosas nasales y su taponamiento ya que el covid no suele producir moco nasal.
El nuevo coronavirus tiene elevada replicación en la mucosa nasal y la anosmia se debe a que infecta las células del neuroepitelio olfatorio de la cavidad nasal (células gliales) y no a las neuronas, dañando a las células de soporte del epitelio olfatorio que ocupa el techo de las fosas nasales.

Últimas investigaciones

Las investigaciones sugieren que existe poca probabilidad de que el SARS-CoV-2 produzca daños graves y permanentes en los circuitos neuronales olfativos. Una vez pasada la COVID-19 y desaparecida la infección, las neuronas olfativas no parecen necesitar ser reemplazadas o reconstruidas desde cero, por lo cual podemos deducir que es poco probable que la pérdida del olfato y el gusto producida por la COVID-19 sea irreversible.

Pérdida de olfato por covid 19- Clínica Alxen cuidamos de tu salud
Posibles secuelas.

Sin embargo 1 de cada 4 pacientes NO recupera el olfato y soportan una secuela permanente con implicaciones en la calidad de vida y emocionales.
Para aquellos que no recuperan el olfato
o que no lo hacen en su totalidad, ahora mismo solo existe una opción, el entrenamiento olfatorio.

Pérdida de olfato por covid 19- Clínica Alxen cuidamos de tu salud

Entrenamiento Olfatorio.

El entrenamiento olfatorio consiste en una serie de ejercicios para enseñar volver a reconocer los olores a un paciente que ha sufrido una pérdida de olfato. Mediante una selección de olores reconocibles, asociados a imágenes directas, el paciente entrena su olfato y su memoria olfativa.

El funcionamiento se basa en la capacidad cerebral para identificar los olores, almacenarlos y recordarlos, relacionándolos con la vista y el oído. Por ejemplo, un perfumista o un enólogo tienen una capacidad para reconocer y recordar olores muy superior a la media de la población. Eso es así, sobre todo, porque tienen el olfato muy entrenado. El principio es el mismo.

Metodología del entrenamiento olfatorio.

El entrenamiento olfatorio debe realizarse dos veces al día (mañana y tarde) durante, al menos, tres meses y debe iniciarse precozmente si no hay recuperación del olfato en un mes y siempre dentro de los 12 primeros meses tras el comienzo del cuadro.

Conclusiones.

Durante la pandemia COVID-19 se aconseja a los pacientes con pérdida repentina y grave del sentido del olfato iniciar medidas de distanciamiento social, aislamiento domiciliario preventivo y realizar pruebas de diagnóstico para el SARS-CoV-2 .

Finalmente existe tratamiento y podemos ayudar a los pacientes con anosmia tras la covid con el adecuado tratamiento de entrenamiento olfativo.