• 09 FEB 18
    • 0

    Vitrificación de óvulos

    Hoy en día, las mujeres cada vez retrasan más el momento para ser madres. Pero, con el paso del tiempo, la fertilidad se reduce; y no solo disminuye considerablemente la posibilidad de embarazo, sino que además hay menos posibilidades de que el bebé nazca sano.

    La vitrificación de óvulos es una técnica de reproducción asistida que permite posponer la maternidad sin renunciar a tener un hijo con sus propios óvulos, manteniendo sus características y la calidad de la edad en la que se congelaron.

    Es un procedimiento adecuado para mujeres:

    • Que desean posponer su maternidad por motivos personales o profesionales.
    • Que padecen endometriosis, enfermedades autoinmunes, con antecedentes familiares de menopausia precoz u otras razones médicas.
    • A las que se les haya diagnosticado cáncer y quieran ser madres tras superar la enfermedad.

    ¿Cómo es el proceso de la vitrificación? Consta de diferentes fases:

    • Estimulación ovárica administrando medicación inyectable subcutánea para que se desarrollen múltiples folículos.
    • Extracción de los óvulos, bajo sedación para evitar molestias, a través de punción ovárica.
    • Congelación en nitrógeno de los óvulos de una manera ultrarrápida, utilizando sustancias crioprotectoras que evitan que las bajas temperaturas dañen las células.
    • Cuando se decida utilizar esos óvulos, se procede a la desvitrificación de los mismos, a la preparación del útero de la futura madre y a la fecundación in vitro. La tasa de supervivencia es similar a la de óvulos frescos.

    Clínica Alxen dispone de las técnicas más actuales para llevar a cabo este procedimiento de reproducción asistida. Respondemos todas tus dudas, pide cita en el 941 275 062.

    Deja un comentario →

Deja un comentario

Cancel reply

Photostream